Definir objetivos de Google Ads para eCommerce

Google Ads para eCommerce

Hoy en día han proliferado un montón de agencias de marketing digital especializadas en eCommerce que ofrecen estrategias de Google Ads 100% adaptadas a la venta de productos… pero, siendo cliente, ¿cuáles serán nuestros objetivos de rentabilidad de las campañas de Google Ads de nuestro eCommerce?, la definición de objetivos empresariales, debe ser el foco principal, puesto por encima de todo. Su persecución tiene que ser la razón para tomar decisiones de inversión, y de aplicación de cualquier tipo de estrategias (ya sean digitales o no).

Cuando no tenemos nuestros objetivos empresariales bien definidos empieza el caos. Lo queremos todo. Cuando hablamos de aplicar Google Ads para eCommerce, sin tener bien pensados los objetivos, las metas, etc., lo queremos todo. Queremos salir los primeros, maximizar el tráfico, captar nuevos clientes, fidelizar a los clientes actuales y, claro, también queremos ser rentables.

Marcarse tantos objetivos diferentes desencadena, en muchos casos, el caos y la incongruencia: sube, baja, aumenta presupuesto, páralo todo, poténcialo… esas son las órdenes, y las ideas, que se suceden cuando los objetivos no están claros.

Una definición correcta de los objetivos empresariales nos ayudará a:

  • Separar los objetivos empresariales en metas alcanzables y medibles
  • Crear estrategias alineadas a nuestras necesidades
  • Identificar cuáles son las KPIs que debemos monitorizar
  • Analizar segmentos, ¿usuarios nuevos o recurrentes? ¿fuente de la primera sesión? ¿ubicación geográfica?…

Objetivos, metas, KPIs, segmentos y estrategias Google Ads para eCommerce

No solamente cuando hablamos de aplicar Google Ads para eCommerce, sino siempre que trabajemos en un plan de marketing, debemos tener claros y bien definidos nuestros objetivos empresariales. Un error común pasa por diseñar el plan de marketing empezando por las estrategias, ¿qué vamos a/podemos hacer? en vez de por los objetivos, ¿qué queremos conseguir?

Esto pasa también muchas veces cuando las empresas deciden llevar a cabo campañas de Google Ads. Por eso, es ideal que este paso se dé yendo de la mano de profesionales en el sector, que realmente puedan asesorarnos en base a qué se puede hacer y qué no, y también qué objetivos son alcanzables y realistas y cuales son demasiado optimistas.

objetivos metas estrategias

Objetivos

Definir nuestros objetivos, será fácil. Este punto suele concretarse con ejemplos similares a estos:

  • Aumentar las ventas

  • Mejorar la rentabilidad

  • Conseguir nuevos clientes

  • Fidelizar a nuestros usuarios

Para poder “aterrizar” nuestros objetivos, y saber en qué tenemos que fijarnos y qué podemos esperar, hay otras tres claves a tener en cuenta:

  1. Metas
  2. KPIs
  3. Segmentos
  4. Estrategias

¡Ojo!

Los objetivos han de ser empresariales. Muchas veces definimos objetivos como “conseguir más lectores de la newsletter”, y yo me pregunto, ¿para qué quieres eso?, tener más suscriptores no te dará de comer. Ésta puede ser una meta (conseguir más suscriptores), que nos acerque a nuestro objetivo empresarial que, por ejemplo, podría ser “aumentar la facturación proveniente de nuestra base de datos”.

Metas

Las metas serán los objetivos SMART (específicos, medibles, alcanzables, realistas y delimitados en el tiempo). Así, un solo objetivo puede desglosarse en varias metas. Por ejemplo, “Aumentar nuestras ventas”, podría desglosarse en dos metas: aumentar el tráfico (para que fuera realmente una meta tendríamos que definir cuál ha de ser el aumento y en qué periodo), y mejorar nuestro porcentaje de conversiones.

Aquí es de vital importancia que el principio de metas “SMART” se cumpla siempre. También es interesante que seamos críticos y realistas a la hora de definirlas en el tiempo, ¡no debemos perseguir la misma meta el primer mes que el quinto que se lleva a cabo una estrategia!

KPIs

Las KPIs serán los indicadores que vamos a monitorizar y estudiar para cada una de las metas. Para la meta de “aumento del tráfico” podemos tener el nº de sesiones y usuarios únicos, por ejemplo. Para la meta de “aumento de porcentaje de conversiones”, podríamos monitorizar la KPIs de calidad de la sesión (porcentaje de conversiones, tiempo en la web, páginas vistas, tasa de rebote…).

Segmentos

Los segmentos son desgloses que podemos hacer de las métricas anteriores, y que sean especialmente relevantes. Por ejemplo, para la meta de “aumento del tráfico”, sería interesante aplicar un segmento de fuente/medio, para ver por qué canales ha aumentado ese tráfico. Para la meta de “mejorar el porcentaje de conversiones”, podríamos aplicar un segmento por dispositivo, o por rangos de edad.

Estrategias

En base a todo este análisis, podremos definir las estrategias que nos lleven a alcanzar nuestras metas y, con ellas, nuestros objetivos. Las estrategias son acciones que podemos llevar a cabo directamente, por ejemplo:

  • Colocar un nuevo banner en la web
  • Ofrecer 5€ Dto. en la primera compra
  • Aumentar la inversión para comprar nuevo tráfico

Con todo esto ya sabemos qué queremos (objetivos), cómo podemos acercarnos a ellas (metas), qué podemos hacer para conseguirlo (estrategias) y cómo comprobar que vamos por el buen camino (KPIs y segmentos).

¿Tienes problemas para definir o evaluar tus estrategias de Google Ads para eCommerce? ¡Te ayudamos!, escríbenos para contarnos en qué podemos asesorarte.

Cerrar menú